@2023 hecho por Charlotte. Creado con Wix.com

¿Cómo funciona el ambiente Montessori?

Maria Montessori concibió un ambiente de aula especialmente preparado para niños de 2 a 6 años. Ella lo llamó la Casa de los Niños, y fue diseñada especialmente para alimentar sus necesidades de desarrollo durante estos años. La Casa de los Niños es donde ellos y ellas aprenden a conocer y a confiar en su entorno, a ser parte de una comunidad, a actuar sobre el entorno, a encontrar su concentración, a experimentar el placer del trabajo y ser autónomo .

 

 

Los niños desarrollan estas habilidades interactuando libremente con un ambiente especialmente preparado para su desarrollo para maestros Montessori entrenados que apoyan este desarrollo y median el ambiente, presentando los materiales y acompañando al niño / a según sea necesario. El aula fomenta la libertad dentro de los límites y el sentido del orden.

Las áreas de trabajo

El ambiente Montessori está construido por el acompañante adulto montessoriano con mucho cuidado de cada detalle. En este ambiente encontramos todos los materiales necesarios para la construcción de todo tipo de aprendizaje del niño y niña divido en área de trabajo. Cada niño escoge con lo que quiere trabajar el tiempo que necesite y a su ritmo, el adulto va interviniendo para presentar nuevos materiales y apoyar en el que el niño o niña necesite.

 

Estas áreas tienen un curriculum claramente definido y secuencial. Las seis áreas principales son: la vida práctica, el sensorial, el lenguaje, las matemáticas, la cultura (geografía, historia, ciencia y música) y arte.

 

Vida práctica

Los materiales que conforman esta área son los primeros en ser presentados, son muy atractivos y familiares de la vida cotidiana. Están diseñados para ser usados ​​sin ayuda para adultos: cajas para abrirse y cerrarse, candados para bloquear y desbloquearse, trapos y cubetas para lavar, preparación de alimentos así como un mostrador para cocinar. Estas actividades ayudan al niño a desarrollar habilidades motrices y coordinadas, así como la capacidad de concentrarse. Como resultado, los niños consiguen una mayor independencia y desarrollan la confianza en sí mismo y la autoestima.

 

 

 

Sensorial

Los materiales sensoriales fueron diseñados específicamente para Maria Montessori para fomentar el aprendizaje experiencial a través de los sentidos. Los niños estudian el color, el peso, la longitud, la textura, el sabor, el olfato, el sonido y la dimensión. Mientras sintetizan sus sentidos, desarrollan concentración, distinguen los detalles y controlan sus movimientos, convirtiéndose en un explorador informado de su entorno. Mejorando la comprensión y la apreciación, ellos mismos construyen la base que les permitirá comunicarse con precisión, tanto de manera visual como visual. El uso de estos materiales ofrece una preparación indirecta para futuros estudios de matemáticas y ciencias.

 

 

Lenguaje

Los niños y niñas sienten una fascinación por el mundo de la lectoescritura siempre que no hayan sido presionados en llevar a cabo este camino. En Montessori la adquisición de la lectoescritura es un fenómeno natural que surge del niño y de la niña. Los materiales están hechos para que mediante juegos de sonidos y de dibujo vayan teniendo más traza para introducir las grafías. El proceso es sencillo y natural, cada niño en su camino. En Montessori destacan materiales como las letras de papel de lija que animan al niño o niña a sentir las letras así como el alfabeto móvil, un alfabeto de madera troquelado que facilita la creación de palabras. En el ambiente Montessori de 2 a 6 años el niño o niña puede llegar a hacer creaciones escritas así como pequeños proyectos relacionados con otras áreas, partiendo de los intereses de los niños y a su ritmo.

 

 

Matemáticas

Los materiales de matemáticas son puramente manipulativos. Primero, los niños y niñas aprenden a trabajar con conceptos matemáticos a través de la vida práctica: longitud, peso, medidas, etc. Después, a través de sus sentidos, entienden en el área de sensorial de manera indirecta el sistema decimal, la geometría y la aritmética. Finalmente, hacia los 4 años los niños y niñas trabajan directamente con los materiales de matemáticas donde trabajan la numeración de los números positivos, el sistema decimal, la formación de números compuestos, así como las operaciones aritméticas como la suma, resta, multiplicación y división. El curriculum matemático de Montessori es mucho más completo y enriquecedor que el de las escuelas tradicionales, y algunos materiales de 5 años llegan a contenidos de tercero de primaria. El material nos ayuda a hacer un proceso paso a paso hacia el abstracción. Sin embargo, cada niño o niña explora los materiales a su ritmo y poco a poco con la ayuda de los adultos van avanzando.

 

 

Cultural

El conocimiento es importante y cada espacio educativo debe decidir qué es lo que ofrece al niño. La respuesta de Montessori fue "el mundo", en toda su complejidad y riqueza sensorial (de una manera apropiada para el desarrollo). Esta área encontramos materiales que satisfacen todos los intereses de los niños y niñas sobre la vida y el mundo entero: zoología, botánica, ciencias y experimentos, geografía, culturas del mundo, etc.

 

 

Arte

En Montessori, no suele haber un área entera destinada a materiales de arte. Sin embargo, dentro de nuestro ambiente las guías Montessori están especializadas en arte en la primera infancia y por ello tenemos razones de peso para darle el protagonismo adecuado. En el área de arte los niños y niñas encuentran diferentes propuestas para poder expresarse libremente, así como experimentar con los materiales.

 

 

Un día con nosotras...

Entre las 9.00 y las 09:30, los niños y niñas llegan al espacio donde las guías los saludan individualmente a medida que entran. Los niños y niñas se cambian los zapatos por unas de interior y cuelgan su abrigo. Esta entrada es relajada y respetamos el ritmo de cada niño fomentan su autonomía.

Entre las 9:30 y 12:00, los niños y niñas eligen el material con el que quieren trabajar, descansan, trabajan en equipo, miran un cuento, preparan pan, desayuno, trabajan de nuevo de manera individual y recibir correos presentaciones de materiales nuevos, cuidan el huerto, salen a hacer ejercicio en el patio o simplemente a jugar, descansan al sol, vuelven a encontrar un material de trabajo. Los niños y niñas tienen acceso al patio siempre que lo necesiten a partir de las 10.00 de la mañana.

Cada día es diferente y cada niño marca el ritmo de su día. Puede ser un niño o niña puede trabajar durante una hora con un material de matemáticas, después descansar leyendo un cuento, compartir la mesa del pan con un compañero y salir al patio a hacer ejercicio. Otros niños / as comienzan el día con ejercicios exteriores más motrices, luego se concentran con un material de lenguaje y terminan el día ayudando a un compañero con materiales de preparación de alimentos

Todo este tiempo les da la libertad de poder concentrarse y encontrar lo que necesitan para continuar con su desarrollo emocional, físico, intelectual, artístico, etc. La tarea del adulto será de ir guiando al niño y niña por los diferentes materiales, identificando fortalezas y carencias y ayudándole a poder entender el mundo.

A las 12 hacemos un círculo donde tratamos temas para compartir, canciones, un cuento, o puede ser algún tema de relevancia de mejora de la convivencia en el ambiente. Después ponemos mesa y cada niño / a saca su comida. Después hay un momento de meditación, relajación y descanso.

Después, por la tarde introducimos actividades que trabajan cuerpo, mente y alma: yoga, piscina, psicomotricidad o juego libre en la montaña. Intentamos dar estabilidad y sencillez a la rutina de los niños y niñas, huyendo de sobreestimulación. Estas actividades se llevan a cabo fuera del espacio Montessori, en contacto con nuestra comunidad y el barrio.

 
Mati Montessori

Una mañana Montessori

Una ventana a otra manera de aprender

El ambiente Montessori es un espacio que pocos adultos entienden al principio, nuestro bagaje personal y nuestro propio aprendizaje fue muy diferente y ha configurado todo lo que hemos vivido. Pero hay otro forma de hacer y de sentir de la que estamos acostumbrados, ¿estás preparado para el cambio?

 

Este vídeo profesional refleja la realidad de una mañana Montessori en una escuela Montessori en EEUU.